lunes, 12 de enero de 2015

Tus ojos mi camino

Como una nube de pájaros
Oscureciendo mi destino
Se forjó la incertidumbre
Y tu voz ya no me nombra

Los álamos tristes
El mar sin olas
Ya no juegan con el viento
A llevarte hasta mi almohada

Desde muy lejos veo tu aura
Veo el horizonte azul
Y un sol cómplice testigo
Secandote las lágrimas

Estoy despierto
Cuando abres las alas
Y observo la Luna
Recobrando la calma

En el minuto cero
De nuestra vida inundada
Nuestros sueños nos recorren
Nos penetran como lanza

Con fuego en las palabras
Gritamos a los dioses
Nos robaron las miradas
Los recuerdos no son nada

Cuando el mar pierde la calma
Y tu voz que no me nombra
Otra vez llama mi alma
Vivo

Atraparon nuestra esencia
Con un par de telarañas
Quizás, tal vez me equivoque
Tu recuerdo sea esperanza

Cuando el reflejo de la luna
Ilumine mi rostro
Encontrare tus pasos
Tú sendero

Libres al fin de la ciudad
Me perderé en tu silencio
Me encontraré en tu mirada
Una vez más.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...