martes, 9 de febrero de 2016

Paradojas

La primera siempre lejos
de mi piel hasta su carne
de su copa
el cariño se derrama
de mis manos se me escapa
y se esfuma
como sueños en la almohada

la segunda grita mi nombre
en los acantilados
me proclama
corre sexo por sus venas
y pasión en la mirada
siempre frágil mariposa
con sus alas desgarradas

la tercera y más cercana
de las otras me rescata
amanecer de mis días
cuida siempre de mi alma
es presente y es pasado
es futuro de mis ganas.

Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...