jueves, 8 de mayo de 2014

La oscuridad de una dama

Tal vez ha sido inventada
en las páginas de algún cuento
inspirando la llegada
de animosos caballeros,

perdidos en sus batallas
en tu profunda mirada
en tu oscuro laberinto
donde no ha llegado Ariadna

sus cuerpos ya sin sustento
desfallecen cada día
enamorados de tu aliento
sin poder probar bocado

pues tu voz ha hechizado
a estos nobles caballeros
que al ver tus ojos perdieron
la noción de sufrimiento.

Así en las noches cayeron
las redondeadas cabezas
de los hombres con sorpresa
que intentaron liberarla

pues la muerte no resiste
llevar una alma al averno
y sin dudarlo un momento
la hoz probó sus gargantas.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...