sábado, 29 de agosto de 2015

Nubes de fuego

Observé la luna llena
y miré a través de mí
todo era cálido
azul casi de terciopelo

una brisa suave
de ojos crepusculares
quebrantó mi cordura
simplemente caí

deje llevar mi espíritu
en andas
sobre espejos dorados
reflejan mis laberinto

en esta noche
que no es noche
las palabras acaban
cuando una lágrima cae

crueles sentidos
ritos de fuego
alrededor del vino
que devoró mi corazón.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...