sábado, 1 de febrero de 2014

Qué somos?

Ya no somos dos incógnitas
dos suspicacias del tiempo
tanto entre pocas cosas
sin saber si lo sabemos.

No puedo saber lo que eres
solo sentir lo que soy
aquel rezago de un juego
donde perdimos los dos.

Tu siempre tan novelesca
yo siempre tan simple danza
y entre tu líneas de fuego
supe bailar con tus alas.

Dos perspectivas del viento
dos laberintos del alma
dos seres siempre distintos
con todo y sus circunstancias.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...