lunes, 27 de enero de 2014

Somos arboles de esta vida

Quisiera florecer y despertar
rodearte de verdes  hojas
abrazarte con mi aroma
enlazarte a mis raíces más profundas.

Sostener sobre mis ramas tu tristeza
proteger  del viento tus virtudes
proteger tu cuerpo  en  mi corteza
enamorar tu amor con actitudes.

Renacer  en abril sin primaveras
conectar al sol con nuestra tierra
mirar al cielo a través de tu belleza
perpetuar al fin buena madera.

De los frutos el sabor de la nobleza
de la semilla hasta tu vientre
de tu alma hasta sus huellas
de este suelo la mayor de sus riquezas.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...