miércoles, 9 de abril de 2014

Al poeta

Una palabra escondida
inmersa entre telarañas
enredada entre perfidias
solloza sobre una hazaña.

Entre Nereidas que esculpen
por los mares su nostalgia
con perfume de sapiencias
que repelen la ignorancia.

En los albores del día
sobre rechazos y horrores
en el palidecer de un ocaso
allí se escribe poesía.

La historia tiene mil formas
de contarse con la tinta
solo un final mi pluma tiene
cuando recorro la vida.

Muchos dirán que estoy solo
que no existo, quién diría
que todo lo que uno hace
tiene que ver con poesía.

Es que amanece y despiertas
con el sonar de una lira
un presente de angelitos
cargándote de energías.

Hablas con uno, con otros
miras al cielo y suspiras;
incluso una flor te cautiva
y eso también es poesía.

Pueden calificarnos de locos
o excéntricos tal vez;
tan solo somos personas
recorriendo este placer,
de contarte con palabras
algo simple entre tus pasos
que tú no has podido ver.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...