domingo, 6 de abril de 2014

El paciente

Despierto, primer rayo de sol
quince minutos, pienso
paciencia, voluntad
oportunidad prefiero, y vida.

Diagnósticos, las tostadas
el café de la mañana,
abro la puerta
Hola Juan, empecemos;
no es el doc, es familia, de la casa.

Nado rehabilitaciones, estudios
y me ahogo en medicamentos
vivo, me preparo, soy Psicólogo
caminar, lo pienso  
escribir me cuesta más.

Soy espejo de miradas
soy reflejo de emociones
dentro de la oportunidad
de trabajar y renacer
la voz.

Porque hoy mi palabra es guía
porque yo puedo ayudar
aunque mis pasos no sigan
les enseño a caminar.

Durante el día ellos viven
mis pacientes, libres
les muestro una puerta, la vida
que llamé oportunidad.

La enfermedad no es el límite
es cuando dejas de pensar
de pensar en cada día, lo bueno
la magia por las mañanas
que tiene tu despertar.

Siempre me presento, un atleta
horas de entrenamiento
traspiro, compito conmigo mismo
me venzo, a veces muevo los dedos
y cuando pierdo es que vuelvo a comenzar.

Y si he de dar un consejo
es que piensen de verdad;
será que la vida es tan difícil
o que no ven la oportunidad.



Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...