domingo, 20 de octubre de 2013

Silencios de río

El agua lleva un destino
nosotros, tratando de escribirlo
su cauce arrastra el fastidio
sobre una roca solitaria.

Su presencia está ausente
el sol contempla su cuerpo
en mis oídos me alejo
la música me abstrae del universo.

Unas pocas letras enseñan
algunos pensamientos regresan
quisiera volar como el cóndor
o simplemente extrañar la tristeza.
Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...