domingo, 6 de octubre de 2013

Sin principio ni final

Vuelo tan bajo
casi puedo caminar
sentir el sueño
tomar de la mano el amor
caer en las razones de vivir.

Cuando abro las alas
te encuentro tímida
con el alma escondida
en un cuento sin final
en una historia distinta.

Entonces llegas a mí
y te vuelves mariposa
algo cansada de andar
con el destino de un día
y la necesidad de siglos.

Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...