viernes, 3 de enero de 2014

Lírica

Tu corazón sombrío
fue dibujandome espinas
entre las huellas del río
encontramos el camino.

Sosteniendo la mirada
de la mano de una rosa
retrocedías el tiempo
para romper el silencio.

No cambiarás de estación
pues el color de tu corazón
solo florece en primavera
para morir en mis manos.

Escapemos del augurio
enterremos los incautos
que sin sueños en sus ansias
desconocen el sabor del cielo.

Una tímida fragancia
de tus ojos en mi miedos
la caricia de tus alas
liberará nuestro reino.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...