domingo, 26 de enero de 2014

Mortales pasiones

No hay más razones de seguir
de venir por tus matices
o alzarme sobre azules, grises
ganas de andar andando.

Un laberinto de jazmines
soñolientos ruidos invisibles
imprescindible lugar a ocupar
simulando la vida irreal.

Los aromas de la selva
los olores de la menta
entre descalzos pensamientos
y una sutil preocupación.

Dos amantes del Edén
la rebeldía entre sus muros
las obsesiones entre lo oscuro
la consecuente pasión.

Prohibiciones de mortales
los castigos primordiales
ante el pecado y la acción
evaporando su carne
condenando la atracción.

Cada mentirá reirá
entra pálidas palabras
que no quisieron contar
en la historia de los hombres
de su honorable verdad.

Pues la cultura se cierra
solo cercena libertad
de los incultos que gritan
con su cuerpo libertad.

Amantes de los sentidos
solo predican lealtad
a las pasiones del hombre
que rezan perpetuidad.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...