lunes, 4 de noviembre de 2013

Cuentos que no se cuentan

Quizás pueda alcanzarme
aquella muerte del día
la del escuadrón de abril
que me buscaba en tu sombra.

Es muy sutil mi escondite
entre los ojos Alicia
que miran al conejo pasar
entre las páginas vivas.

Cuántas habremos de escapar
redimiendo la locura de la reina
sobre el corazón de una carta
de este  mundo sin control.

Quién celebra realidades
donde la libertad espera
ya no cantan los jazmines
y tu perfume no me nombra.

Aguardo sobre el silencio
que aparezca el sombrerero
con la triste consecuencia
y mi vida en un sombrero.

Los cuentos te trasportan
te absorben los personajes
y deleitaras su poder
mientras te cortan la cabeza.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...