domingo, 3 de noviembre de 2013

Soberbias

Me inclino hacia el destierro
pálido amanecer del sol
la sombra trémula del día
el hambre que lastima.

Vuelas incansablemente
sobrevuelas mis temores 
entre un discurso tácito
me iluminas de tu olvido.

No recuerdo ya tu voz
pero tu perfume te descubre
miras con Eros mi amor
perdiéndote en tu lujuria.

Nunca me verás caer
cuando el suelo tiemble
mis pasos forman caminos
mi fuerza tu voluntad.

Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...