jueves, 21 de noviembre de 2013

El sacrificio

Existe un plano invisible
entre tu alma y mi alma
un puente que encontraras
para llegar a mi horizonte.

Entre el tiempo de los tiempos
recorriendo las miradas
el mundo en cámara lenta
mientras esa música nos abraza.

Sensaciones de otras vidas
los recuerdos todos sobre la piel
una abrazo abrazando cada célula
solo dos cuerpos flotando, magia.

Esa tarde tus ojos, dos dagas
tu cuerpo una nube gris
persiguiendo mí esperanza
temí del viento, desaparecí.

Recuerdo cada guerra indescifrable
la bestia tras tu mirada etérea
un fragmento de Hades, oscuridad
una maldición procurando mi sol.

No supe que ofrecer en sacrificio
y sacrifiqué mi alma exiliándome
mil vidas por vivir, desterrado sin sentir
en busca de mi esencia más animal.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...