martes, 17 de septiembre de 2013

A mis amigos



Son una historia distinta
un presagio más mundano
cada uno con su mundo
todos unidos, hermanos.

Viven la vida conmigo
vivo la vida soñando
no son de la misma sangre
compatibles en lo humano.

Hemos andado caminos
caminamos sin juzgarnos
sostuvimos solo un lema
hasta quizás nos peleamos.

Siempre con nuestras reglas
de reuniones disfrutando
nosotros llamamos peña
a cuando juntos cenamos.

Se recorre la semana
paso a paso por los vasos
juegan distintos sabores
entre las copas brindando.

No siempre todos podemos
a las peñas acercarnos
más no existe ningún problema
cuando no pueden venir
seguro lo recordamos.

Actualmente no paramos;
no paramos de crecer
ya algunos tienen sus hijos
y otros que están por nacer.

Parece real el delirio
del hombre fundamental
sentirse por siempre unidos
unidos por la amistad.


Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...