domingo, 22 de septiembre de 2013

Virus

Presiento que existen
invisibles hilos;
me recorren,
me unen al ordenador.

Alguien prefiere decir,
es una adicción;
investigo mi salud
un virus informático.

Desde la pantalla a mi mente
penetrando en mi sistema;
los anticuerpos absortos
hacen un nuevo amigo. 

Al cambiar mi realidad
debería de aceptarme;
yo soy el virus
que invadió sus vidas.

Repliqué al infinito
propagando la infección;
incremento de temperatura
que libera la pasión.

Parecías rendida
incendiando cada célula
siempre fuiste la vacuna
que curó mi enfermedad.






Publicar un comentario

Lejanía

La tarde se incendiaba El paso del tiempo Dejaba su huella Imborrable Las almas se desataban Sin ningún por qué Aunque se pensaban Se...